LA HONDARRIBITARRA ESTITXU DE LA FUENTE FORMA PARTE DEL EQUIPO DE ELENA ARZAK EN LONDRES

Entrevista de El Diario Vasco a Estitxu dela Fuente

Agradece la confianza que han depositado en ella. «Me dijeron que necesitaban una repostera y empecé a temblar. Yo sabía de quién venía la llamada»

JOEL IGLESIAS
EL DIARIO VASCO
3 de enero de 2013

Hace seis años, cuando Estitxu de la Fuente comenzó sus estudios de cocina en Cebanc, seguro que no se imaginaba pasar el 2013 trabajando en un restaurante en Londres. No solo eso, sino que además lo va a hacer en un céntrico establecimiento ubicado en un hotel de cinco estrellas al que llega formando parte del equipo de Elena Arzak.

Esta hondarribitarra, de apenas 24 años, señala que «es impresionante que te elijan para un proyecto así. Tengo que agradecer la confianza que han depositado en mí. Los Arzak se van a encargar de asesorar a este restaurante y han seleccionado a varios cocineros que estaremos allí, en principio, un año».

A pesar de su juventud, de la Fuente tiene un extenso currículum. Ella misma dice que «no me puedo quejar. Tengo mucha suerte de trabajar en lo que me gusta». Empezó, según explica, en el restaurante Iñigo Lavado de Ficoba, trabajo que compaginó con los estudios. Después, realizó sus prácticas en el restaurante Alameda, en el que se quedó un año más. Fue el momento en el que «me picó el gusanillo de la repostería y decidí formarme más», precisa. Así que cogió las maletas y se fue a Barcelona para ampliar sus conocimientos en esa especialidad.

Aprendizaje continuo

Cuando regresó a la comarca del Bidasoa fue contratada en el asador-sidrería Laia. Tras dos años en este establecimiento hondarribitarra, se fue a Donostia donde ha estado trabajando en el Atari y en el Kota 31. Asegura que «la verdadera formación está en los restaurantes. No tiene nada que ver con la escuela. Me imagino que como ocurre en todas las profesiones. Y en mi caso, he tenido la suerte de poder aprender de grandes jefes de cocina y compañeros».

La cocinera hondarribitarra expone que «desde que fui a Donostia he podido conocer a muchas personas. A los pocos meses de que abriera el Kota 31, nos dieron el premio revelación ‘Más gastronomía’ de EL DIARIO VASCO. A raíz de ahí empiezas a conocer gente, la gente te empieza a conocer ti y tuve la gran suerte de que me llamaran para este proyecto».

De la Fuente recuerda como si fuera ayer esa llamada que se produjo hace más de un mes. «Me dijeron que necesitaban una repostera en Londres y empecé a temblar. Yo sabía de quién venía la llamada», relata. A partir de ahí, la ilusión se apoderó de esta hondarribitarra, que reconoce también que «hay muchos nervios porque es una responsabilidad muy grande. Después de la confianza que han depositado en nosotros, lo mínimo que podemos hacer es dar la talla».

Estitxu de la Fuente forma parte del equipo de Arzak que abrirá el restaurante Amets, situado en el Hotel Halkin y cerca del palacio de Buckingham

Tiene claro que «es una gran oportunidad de aprender mucho, de aprender del sello Arzak, de los diferentes jefes de cocina y repostería. Vamos a hacer las cosas bien y con la perspectiva de absorber el máximo de información». Además, esta experiencia le ayudará a conocer la gastronomía de otro país. «Es un reto porque te tienes que amoldar a los productos que hay, a la gente. No es tan sencillo como pueda parecer. Somos diferentes y quizá no resulta fácil encontrar productos que aquí son más accesibles», comenta.
Desde el 1 de enero, de la Fuente está en Londres. La apertura del restaurante se producirá en febrero, pero este mes toca «organizar todo para que salga a la perfección». Ya sabe que estas primeras semanas en la capital inglesa «van a ser muy intensas porque hay que preparar todo. Tenemos que hacer las recetas una y otra vez hasta que queden al nivel que exige el sello de Arzak».

Experiencia personal

Además del salto profesional que supone estar en una cocina de esta categoría, también supone un gran cambio residir en Londres en lugar de Hondarribia. «Es una diferencia muy grande pero es una experiencia que tanto a nivel profesional como personal me va a fortalecer bastante. Echaré de menos a mi familia, mis amistades y también la tranquilidad de Hondarribia y el mar», asegura.

El restaurante Amets, situado en el Hotel Halkin y cerca del palacio de Buckingham, es el lugar en el que Estitxu de la Fuente vive su primera experiencia laboral en el extranjero. Unos meses que, insiste, aprovechará para «aprender y para que enseñen, no solo lo que saben, sino como seguir aprendiendo y evolucionando, que es importante». De momento, es un año en Londres, aunque «luego igual hay posibilidad de estar más tiempo si ellos están satisfechos o tienen interés en que estemos más tiempo».